Los techie también son personas (pero muy exigentes)